Buscar este blog

martes, 13 de noviembre de 2012

Ascensión al Pedraforca (2.506 m) desde el Mirador de Gresolet
















Vuelvo al PrePirineo, al Parque Natural del Cadí-Moixeró. En esta ocasión, para ascender la montaña más emblemática para los catalanes: el Pedraforca. Aparco el coche en el Mirador de Gresolet, a los pies del mismo Pedraforca. La majestuosa pared norte impone.


Apenas hay que bajar unos metros por la carretera y llegamos al sendero que nos subirá al Refugio Lluís Estasén. Aquí el poste de señalización nos indica las diferentes rutas posibles.


El sendero se adentra en el bosque...


... hasta que, en apenas un cuarto de hora, alcanza el Refugio Lluís Estasén, situado en un claro del bosque y a los pies de la emblemática montaña. Aquí tengo la opción de seguir hacia el Coll del Verdet, que es la elegida, o de ir hacia la tartera de Saldes, que será la ruta por la que volveré.


De nuevo vuelvo a caminar por el bosque.


Empiezo a tener buenas vistas de la Sierra del Cadí. Destaca, a la derecha, el Comabona, donde estuve hace apenas unos dias.


El sendero flanqueará un par de barrancos sin dar descanso en la subida.


Ganando altura, con el Comabona a la vista.


Entro en la Canal del Verdet, que me llevará al collado del mismo nombre. Tras de mi, la pared norte del Pedraforca, llena de vias de escalada.


La cara norte del Pedraforca. A la derecha el Coll del Verdet ya puede intuirse.


Llegando al Coll del Verdet, siguiendo en todo momento las marcas amarillas y blancas.


La Sierra del Cadí oriental con el Comabona presidiéndolo. A la derecha del Comabona, las Penyes Altes del Moixeró.


Mirando hacia el oeste, terminamos de ver la Sierra del Cadí. Abajo asoma el pequeño pueblo de Gósol.


Ahora empieza la parte más interesante, la trepada.


Sin complicaciones al no haber nieve ni hielo y estar la roca seca.


En plena trepada mirando hacia abajo.


Finalizo esta primera larga trepada y aparezco en el Cim Nord (2.428 m). Solamente me quedan poco más de 70 metros de desnivel y el Pollegó Superior parece que lo tengo a tocar, pero para llegar a él tendré que hacer unos sube-baja trepando casi siempre.


La Sierra del Cadí y detrás asoma el Pirineo.


Mi objetivo a contraluz.


Ascensión no apta para vertiginosos. Estas canales que hay que cruzar tienen una gran caída.


Voy dejando atrás el Cim Nord...


... sin dejar de disfrutar del Cadí, al que puedo ver casi en su totalidad.


Con precaución en estos tramos aereos...


El objetivo cada vez más cercano.


En el Pollegó Superior (2.506 m).


El Pollegó Inferior y la Enforcadura, donde se juntan la tartera de Saldes y la tartera de Gósol. Detrás la Serra d'Ensija. En el centro, la Vall de l'Aigua d'Ora y a la derecha el Port del Comte.


La tartera de Gósol. Al fondo el Port del Comte y el Pedró dels Quatre Batlles. Abajo Gósol.


Los gendarmes "guardianes" de la tartera de Gósol.


Llego a la Enforcadura.


Me asomo a la tartera de Gósol, para ver como suben los dos únicos montañeros que vi en todo el dia.


Y me preparo para un largo descenso por la tartera de Saldes.


Descenso rápido, pues las mismas piedras te ayudan "resbalando" a cada paso que das.


Es por eso que en la parte baja se acumulan todas las piedras y está la tartera tan erosionada.


Antes de finalizar la tartera, hay que estar atento y seguir las marcas del sendero que me llevará de nuevo al Refugio Lluís Estasén.


Preciosas vistas sobre el Moixeró y la Serra de Gisclareny.


Sendero muy definido que cruza el bosque.


Termino la ruta en el aparcamiento del Mirador de Gresolet, unas 5 horas después de haber empezado.


Camino de vuelta, no puedo evitar lanzar una última mirada a esta emblemática y bífida montaña calcárea. Hoy me ha hecho disfrutar de una agradable mañana. Ha sido la primera, pero seguro que no es la última vez que vengo.


Hasta pronto!!!

9 comentarios:

  1. Hace año y medio hice esta misma ruta y lo que más me impresionó fue la bajada por la tartera; con cada paso que das desciendes el doble. Una pasada el Pedraforca, desde lejos y pisoteándolo.

    ResponderEliminar
  2. Cierto, y la emoción que tiene pensar en si te vas a dar un culetazo o no a cada paso, jejeje.

    ResponderEliminar
  3. No voy a repetir lo mismo que he comentado en otras entradas, porque sería repetitivo... Pero es que las fotos son buenísimas!!! Es una gozada visitar tu blog, Fernando. Me voy a hacer adicta jajaja

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias!!! Comentarios como el tuyo hacen que crezca la motivación para seguir compartiendo estas vivencias.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  5. Muy buena tu publicación Fernando. De: Francesc

    ResponderEliminar
  6. Si no estás preparado...se puede ascender bien???

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Físicamente no tiene complicacion. Pero hace falta tècnica para subir, y no es apto para gente con algo de vertigo. Me arrepiento de Subirlo.
      Pasamos ansiedad por miedo a caernos yo y mi acompañante, hay paredes muy verticales y con mucha caída.
      Una experiencia que no olvidaremos, finalmente nos lo pasamos bien, pero no repetiremos.

      Eliminar
  7. Físicamente no es muy exigente, apenas son 8 kilómetros... pero tiene la trepada, y si no estás acostumbrado quizás sí que pueda suponer un problema. Es bastante vertical.

    ResponderEliminar
  8. Hala yo la subi cuando era pequeño y ahora quiero llevar a mi hijo pero no me acuerdo por donde empezar a subir si alguien me orienta gracias

    ResponderEliminar

Seguidores

Archivo del blog

Contador de visitas